La dicotomía entre líder y manager se pone de manifiesto en épocas de crisis. Mucho de nosotros nos creemos que somos líderes, que los demás no siguen, o al revés, creemos que somos seguidores del “macho alfa” por que… respuesta difícil de dar, donde algunos autores responderían que los líderes nacen, es decir, que somos líderes en función de cómo nos alimentamos en nuestro útero materno. Mientras uno es manager en función de lo que aprende en la vida, desarrollando sus características de gestor.

Lo que está claro es que son dos conceptos diferentes, pero no exclusivos. Existe multitud de casos en lo que uno es líder pero no es manager (gana por encima de todo el carisma, como por ejemplo Andrés Iniesta en el F.C. Barcelona y en la Selección Española de Fútbol) y al revés (Angela Merkel y Tim Cook -CEO de Google-), pero también donde uno es líder y manager (José Mourinho, Steve Jobbs, Barack Obama...).

Un manager tiene que planificar (crear orden, eliminar riesgos, evaluar factores cuantitativos a la hora de tomar decisiones), que organizar (repatir tareas y trabajo, establecer los tiempos y objetivos a cada uno de los empleados, diseñar la estructura formal -organigrama, funciones, responsabilidades y tareas -) y llevar cabo un control de todo lo anterior.

Por su parte, un líder debe de proporcionar una visión (transmitir cultura y valores, asumir riesgos de carácter cualitativo a la hora de tomar decisiones…), involucrar a los demás (incentivar, comunicar, transmitir compromisos, responsabilidades -a través de una estructura informal-.) y motivar (incentivar por medios de recompensas de diferente tipo donde destacan las primas, remuneraciones variables…)

Por ello, el mejor perfil para un director sería una mezcla de ambos tipos de personas (de manager y de líder), aunque es realmente difícil que ocurra en la realidad. Por ello, ya que un manager suele aprender sus característica a lo largo de su vida académica y profesional y son atributos más objetivos, quiero dar a conocer las características que definen a un líder, ya que son más subjetivas y más difíciles de conseguir:

  • Comunicar
  • Conocimientos técnicos
  • Atento y respeto por los demás
  • Carismático
  • Proactivo
  • Creatividad
  • Mentalidad abierta
  • Perseverancia
  • Convincente
  • Empatía
  • Firmeza
  • Decisión
  • Compromiso con la organización
  • Flexibilidad
  • Transigente
  • Capacidad de delegar
  • Influyente
  • Motivador
  • Asumir riesgos
  • Creador de buen clima laboral
  • Visión
  • Movilizador
  • Descentralizar las decisiones
  • Gran estratega, organizador del tiemo
  • Utilización del liderazgo situacional
  • Capacidad de entusiasmar