La creciente competencia, en combinación con la gran demanda y exigencias del consumidor en cuanto a calidad, flexibilidad, rapidez, funcionalidad y bajos costos, han puesto en un estado de revolución no sólo a las organizaciones, sino también a las personas implicadas en aquéllas. Esto sugiere otro tipo de administración: el empowerment.

¿Por qué empowerment? Se trata de todo un concepto, una filosofía, una nueva forma de administrar la empresa, donde se integran todos los recursos: capital, manufactura, producción, ventas, mercadotecnia, tecnología, equipo, y a su gente, haciendo uso de una comunicación efectiva y eficiente para lograr los objetivos de la organización.

El empowerment es una vía de capacitación para empoderar a todos los empleados, y sea auténticos protagonistas del éxito y los resultados de la empresa. Se trata al fin y al cabo de aprovechar al máximo todos los recursos con los que contemos, bien sean humanos o de medios. Para ello, cada líder o manager debe de conocer las necesidad de cada uno de sus empleados, pues así podrá obtener el máximo partido de cada uno de ellos de la mejor forma tanto para la empresa como para el empleado.

Por ejemplo, imaginemos que somos el Director General de Marketing de una multinacional, y queremos obtener el máximo rendimiento de cada empleado, y para ello     recurrimos al empowerment. Para ello, implantaríamos las siguiente medidas:

  • Retribución variable: el salario se divide en una parte fija y en otra variable, correspondiente esta última con la responsabilidad que delegamos en cada uno de nuestros empleados. La retribución variable ascenderá cuanto mayor orden jerárquico tenga en la compañía, formando parte del sistema de dirección por objetivos (management by objetives)
  • Formación continua: a cada uno de nuestros empleados se le dará los cursos relacionados con su trabajo actual y sus previsiones de futuro, con el afán de mejorar sus capacidades repercutiendo todo ello en un mejor funcionamiento de la compañía y un aumento de los beneficios. Para los directivos se ofrecen cursos de idiomas, de aplicaciones informáticas y master.
  • Carrera profesional: para aquellos empleados licenciados, ya se incorporen a la empresa como becario, trabajador en prácticas o simplemente como un empleado más, se le ofrecerá la oportunidad de una carrera profesional si reúne una serie de cualidades que nos parezcan que puede llegar a ser un directivo, ya sea top manager o mando intermedio. Para los demás empleados, en relación con su preparación y motivación, se le desarrollará un plan personalizado para que puedan llegar lo más alto posible en relación con sus conocimiento.
  • Promoción: Cualquier empleado puede llegar a promocionar (dentro o no de la campaña de carrera profesional) a un puesto de mayor responsabilidad, en función a su experiencia, conocimientos acumulados y grado de compromiso con la empresa.
  • Horario flexible: Adaptando las necesidades de la empresa con las de los empleados, proporcionamos un horario lo más flexible posible, para que puedan compatibilizar la vida profesional con la vida personal. Se encuadra dentro del sistema de dirección por objetivos, donde lo que queremos es que se cumplan una serie de objetivos, promoviendo la libertad laboral, promoviendo el trabajo mediante equipos multidisciplinares, pudiendo trabajar fuera de la oficina o lugar de trabajo predestinado. Cuanto más arriba de la pirámide jerárquica se encuentre el empleado, más libertad de horario tendrá, ya que está en relación con el tipo de trabajo que realiza y sus funciones.
  • Servicios sociales: para paliar la menor flexibilidad laboral de ciertos puestos de trabajo, ponemos a disposición de nuestros empleados servicios sociales como guarderías, comedores o baby sisters para el cuidado de los hijos de nuestros empleados, así como emplearles cerca de su domicilio para mejorar su calidad de vida.
  • Buen clima laboral: Fomentamos el buen clima laboral a través de reuniones mensuales distendidas entre nuestros empleados, para fortalecer el compañerismo y proporcionar un lugar de trabajo lo más agradable posible, todo ello enmarcado en nuestra cultura empresarial y sistema de valores.
  • Intranet: Desarrollo del portal del empleado, donde poder subir opiniones, quejas o sugerencias, dentro del desarrollo del marketing interno.
  • Delegación de responsabilidades: Mayor distribución de responsabilidades entre nuestros empleados, ya que al ser una empresa dedicada a la moda y más aún, dentro del departamento de marketing, fomentamos la creatividad, lo que incide en una mayor responsabilidad y delegación de la toma de decisiones