En el día de hoy nos dispones a presentaros dos test de inteligencia. En primer lugar se expondrá la escala de Alexander, con ampliación de otras técnicas suyas, y en segundo lugar explicaremos el test AMPE elemental.

Los estudios factoriales de Alexander (1935) le llevaron a aislar un factor <<F>> de inteligencia práctica, variable común a todas las pruebas manipulativas. Después de numerosos estudios se ha llegado a la conclusión de que este factor <<F>> es en realidad una combinación de factores espaciales y perceptivos.

La escala de Alexander

La escala de Alexander se basa precisamente en la existencia de este factor general y se ha acreditado como un bien instrumento para medir esa <<inteligencia práctica>> y como uno de los mejores tests manipulativos. Consta de tres pruebas: Passalong, Cubos de Kohs y la Construcción con cubos; todas ellas están construidas con material manipulativo de diversos colores, y son bien aceptadas por los sujetos, sobre todo por los menores de edad.

Passalong (la única prueba original de Alexander, 1932-37) tiene nueve problemas de dificultad creciente que consisten en una serie de bandejas y fichas con los que el sujeto tiene que reproducir unos modelos representados en tarjetas. La puntuación depende del tiempo empleado en la reproducción. La prueba presenta una elevada relación con los tests de inteligencia y no implica destreza manual; por su elevada correlación con la escala completa puede ser empleada aisladamente.

Los Cubos de Kohs (construida por este autor en 1920) es una prueba utilizada en muchas otras escalas; en ella el sujeto debe construir con cubos de colores unos modelos representados en tarjetas. Mide el desarrollo intelectual, la inteligencia concreta, e incluso el deterioro mental, sin apenas influencias culturales. Igualmente permite evaluar la expresión analítico-sintética del pensamiento conceptual en sus niveles más elevados, poniendo en juego un factor de estructuración espacial.

La Construcción con cubos (1918-25) consta de tres problemas de dificultad creciente: reproducir con cubos total o parcialmente coloreados unos bloques que se presentan como modelo.

Generalmente, la escala se utiliza para completar los resultados de las pruebas de papel y lápiz en aquellos casos en que se disponga de tiempo y se sospeche que el sujeto no ha rendido toda su capacidad por deficiencias en el manejo oral o escrito del lenguaje (analfabetos, sordomudos, e incluso deficientes mentales). Es un instrumento valioso, tanto en orientación como en selección, para estudios y profesiones técnicas de todos los niveles

AMPE elemental 

El AMPE nace con el deseo de ser un test sencillo, basado en los mismos principios del PMA de Thurstone, y que tenga aplicación tanto en ESO como en Formación Profesional. Con este propósito se han seleccionado problemas similares a los utilizados por Thurstone para la medida de cada uno de los factores V, E, R, N y F, incluyéndolos en la proporción adecuada, pero en forma de <<elementos mezclados>>, de los que se obtiene una puntuación total.

Se han incorporado, además, elementos de factor mecánico, M, puesto que se trata de un aspecto interesante cuando las pruebas se destinan a determinados sectores de los estudios profesionales.

Los elementos correspondientes a este último factor se han colocado preferentemente en la segunda mitad del test. Ello permite una aplicación parcial, denominada 50 AMPE, aconsejable cuando existe un interés especial en evaluar la <<inteligencia técnica>> del sujeto. En este caso, el test se inicia en el elemento 50 y puede ser interpretado con un baremo específico que ofrece el Manual.

En los estudios de fiabilidad, se han obtenido índices superiores a 0,92.