El cierre inesperado de la Bolsa de Nueva York, como medida de precaución ante la llegada del huracán ‘Sandy’, dejará sin su principal referencia a los mercados. De momento, las mayores presiones proceden hoy de Italia. Las renovadas tensiones políticas pasan factura a su deuda y al Mib de Milán, la plaza europea más castigada. El Ibex ha cerrado por quinta sesión consecutiva entre 7.700 y 7.800 puntos.

En concreto, ha finalizado la jornada en 7.728,60 puntos, tras un recorte del 0,60%. El sector financiero ha vuelto a protagonizar los descensos de la sesión el día que se han conocido nuevos detalles el banco malo. En la deuda pública, el bono italiano escala al filo del 5%, y la prima de riesgo española sube desde los 405 hasta superar los 420 puntos básicos.

Para leer más a cerca de la noticia:

http://www.expansion.com/2012/10/29/mercados/1351493581.html