Etiquetas

, , , , , , , ,

El presidente del grupo de hemoderivados Grifols, Víctor Grifols, ha asegurado que no invertirá más en España “mientras las cosas no cambien”. El presidente de Grifols, subrayó, además, que en caso de desinvertir en Cataluña no se iría nunca a Madrid. “Antes me voy a Gibraltar”, apostilló.

“No me veo capaz de continuar invirtiendo en España. O cambian las cosas, o lentamente nos iremos marchando desde España hasta Estados Unidos”, advirtió anoche durante la cena de gala de la Asociación Española de Analistas Financieros, que premió la trayectoria profesional del empresario catalán.

El presidente de Grifols dejó a un lado los modales y los discursos políticamente correctos para plantar cara a una situación que si nadie la revierte, será una tónica más que normal. Las empresas buscarán lugares para invertir que realmente sean rentables y se den las condiciones necesarias para justificar las inversiones. Aquí España tiene las de perder, pues las empresas basadas en I+D se postulan como el futuro, y no un futuro a largo plazo, sino que ya es una realidad. Como se ha sabido también esta mañana, España reduce su inversión en I+D, tanto a nivel público como a nivel privado.

Pero no quedan ahí las palabras. Va más allá y hablo claro y sin tapujos: “la monarquía empieza a patinar”, los sindicatos “no saben qué hacen”, las autonomías “son accesorios que encima molestan” y existe un Senado que “no se sabe para qué sirve”. “Alguien tiene que cambiar algo en esa máquina que está rota” y en la que no se han realizado cambios en los últimos 35 años, remarcó Grifols.

El empresario dejó claro que el hecho de haber surgido en España ha representado una desventaja competitiva para su compañía, que es actualmente una de las firmas líderes de su segmento en todo el mundo. “Si hubiésemos nacido en Alemania hoy seríamos más grandes que Pfizer“, su principal competidor, indicó Grifols, quien aseguró que en España “hay empresas buenísimas que nacen castradas” por las limitaciones del propio país.

“Hoy se dice que la gente emigra. ¡Qué coño! Son expatriados, gente a la que se manda fuera y volverá más rica de lo que era”, manifestó Grifols, que añadió: “No mandamos muertos de hambre fuera”, sino que “exportamos talento”.

Anuncios