Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

La industria farmacéutica “está muy preocupada por las consecuencias de las políticas de precios de fármacos y reembolso que se están aplicando en la Unión Europea“. Éste es el mensaje que el ‘lobby’ farmacéutico ha transmitido por carta a la Comisión Europea, de la que esperan algún tipo de respuesta para proteger el sector durante la reunión que mantendrá este fin de semana.

sector farmaceutico

En un sector, el farmacéutico, que como puede verse en el gráfico superior se encuentra caracterizado por un entorno sectorial inestable, en medio de un proceso de cambio empresarial (cambio del modelo tradicional a uno más moderno que se sincronice mejor con la realidad actual) y que debido a medidas de contención del gasto farmacéutico, la crisis y un comercio paralelo lleno de falsificaciones, están inmerso en una pérdida de imagen preocupante.

Debido a la crisis financiera, las empresas farmacéuticas han perdido 7.000 millones de euros en 2010 y 2011 en cinco países de la UE (Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España) debido a la colaboración entre los gobiernos y la industria, que ha rebajado los precios de sus productos en un gesto de comprensión ante la “necesidad de controlar el gasto público y restaurar la credibilidad fiscal” en estos estados.

No obstante, en España las empresas farmacéuticas han conseguido grandes resultados bursátiles: empresas como Rovi (5.400 millones más de valor de capitalización con respecto a 2011), FAES Farma (su capitalización bursátil ha crecido desde los 257.047 millones a los 353.312 en 2012), Prim (incremento de 15.000 millones del valor bursátil en este 2012) han visto como este 2012 les arrojaba buenas noticias y las bases para un crecimiento mayor en 2013. Pero por encima de todas destaca la empresa catalana Grifols, que ha doblado su capitalización bursátil en este 2012, pasando de valer 2.769.844 millones de euros a 5.454.461 millones de euros.

Pero la Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas (Efpia) advierte en su carta  enviada a la Comisión que estas medidas han sido malinterpretadas por otros países dentro y fuera del continente que, aunque “no están sometidos a la misma presión financiera han bajado automáticamente los precios.

El sector se caracteriza por la implantación de planes estratégicos a corto plazo y la toma de decisiones se adecua a esta característica. Esta situación está perjudicando a las farmacéuticas, que ven como sus ingresos adelgazan. La misiva advierte que 26 países han tomado como precio de referencia de los medicamentos los establecidos por Grecia. Estas rebajas, según cálculos de Global Insights, suponen pérdidas millonarias. “Un recorte del 10% en los precios en Grecia le cuesta a la industria 299 millones de euros en ese país, pero 799 millones en Europa y 2.154 millones en el mundo”.

Europa debe asegurarse de que no se desliza hacia una posición en que simplemente se centra en comprar al menor precio posible y destruye los incentivos para la innovación que genera medicamentos avanzados y empleo de gran calidad“, advierte la carta, firmada por Andrew Witty, presidente de Efpia.

El camino de las “políticas con perspectiva cortoplacista” puede perjudicar gravemente al sector farmacéutico que es “con diferencia, la industria con más I+D de la UE“. Y continúa: “Es irónico que muchos países miembro de la UE utilicen varios incentivos para atraer I+D e inversiones en producción pero que después creen obstáculos y distorsiones del mercado que evitan que las nuevas medicinas lleguen a los pacientes“.

Como toda estrategia, tiene sus consecuencias sobre los agentes económicos que conforman la industria. En este caso, por ser una industria estratégica, queremos identificar las consecuencias que tienen sobre los pacientes, ya que los productos farmacéuticos no son de consumo “pull” sino “push“, ya que salvo contadas ocasiones, los consumidores de fármacos no quieren serlo, sino que se ven forzados por sus circunstancias de salud.

La estrategia “corta de miras” no sólo llevará a Europa a un “segundo plano en el orden mundial” sino que, además, está perjudicando a sus ciudadanos. El Efpia denuncia en su carta una práctica que ha crecido en los últimos meses en el viejo continente y que se denomina ‘comercio arbitrario’.

Esto consiste en la “reexportación de los productos farmacéuticos desde los países con precios más bajos hacia otros con precios más altos“. Básicamente, los intermediaros compran en los primeros y revenden en los segundos. “Uno de los impactos inmediatos es la escasez de medicinas para los pacientes de países como Grecia y Rumanía“, denuncia este ‘lobby’. “Existe un verdadero riesgo de cese del suministro en varios países”, añade.

A nivel nacional, tenemos el problema de la deuda de las CCAA con la industria farmacéutica. La presidenta de Farmaindustria, Elvira Sanz, ha anunciado que, tras el plan de pago a proveedores impulsado por el Gobierno, las comunidades vuelven a acumular una deuda con la industria farmacéutica que asciende a los 2.300 millones de euros desde enero a septiembre de este año. Así lo ha aseguró en la rueda de prensa posterior a la Asamblea General Extraordinaria de la patronal de la industria en la que ha sido elegida como presidenta para los dos próximos años, en sustitución de Jordi Ramentol. Sanz ha lamentado que, pese a que con el plan de pago a proveedores se saldó la deuda de más de 6.300 millones de euros que las administraciones autonómicas acumulaban con este sector por la venta de compra de medicamentos de uso hospitalario a fecha de 31 de diciembre de 2011, en lo que va de año no han cobrado nada y la deuda “ha vuelto a crecer de nuevo vertiginosamente”.

Es más, debido a la falta de proyectos subvencionados y al recorte en I+D+i por parte del Estado y de las CCAA, puede haber una tendencia a deslocalizar la investigación farmacéutica a otros países de la Unión Europea e incluso a los EE.UU. como así lo dejó claro el presidente de Grifols.

A nivel de “portfolio”, a parte de la lucha contra el cáncer, aparece en primer línea los fármacos contra el alzhéimer, que es una causa potencial de muerte para unas 10 millones de personas en todo el mundo. Por otra parte, otra nueva línea de negocio es cada vez más importante para las empresas del sector: la salud animal.

La demanda de carne aumenta en el mundo, en la medida en que la población crece. Desde los laboratorios se ofrecen herramientas para la cría de animales, gracias a la tecnología. La concentración empresarial a través de la integración vertical (adquisición de empresas por parte de las farmacéuticas) ha ayudado a crecer a las empresas y laboratorios farmacológicos en este nicho de mercado. A partir de ahora se van a explorar nuevas áreas, como alimentación y cuidado de mascotas.

En lo que se refiere a las expectativas de futuro en lo que se refiere a la digitalización del negocio, parece ser que el año 2013 no será en el que se adopte el “New Normal”. Según los resultados del Digital Barometer 2012 la tendencia de incorporar iniciativas digitales en la industria farmacéutica va al alza, sin embargo ésta no es equivalente al ritmo de adopción por parte de los profesionales sanitarios y los consumidores: solo un 14% de los presupuestos de marketing se dedican a iniciativas digitales. Como resultado, el nivel de satisfacción con las acciones digitales sigue siendo muy bajo, con solo un 17% de los encuestados satisfechos.

Fonny Schenck, CEO de Across Health: “Los resultados de este año demuestran que en la industria farmacéutica llevar a cabo  iniciativas digitales no es tan sencillo. Los profesionales encuestados sitúan su experiencia digital al mismo nivel o incluso inferior al del año pasado y afirman sentirse poco eficaces cuando se trata de adoptar una estrategia multicanal”.

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/06/28/noticias/1340908034.html

http://www.europapress.es/salud/noticia-ccaa-vuelven-acumular-2012-deuda-industria-farmaceutica-2300-millones-euros-20121023161109.html