Etiquetas

, , , , , , , , , ,

En la bolsa usted verá si le interesa las finanzas que en todas las cotizaciones especiales aparece la palabra derivados. Es un instrumento financiero internacional que sirve simplemente para invertir y como todo en finanzas, especular y obtener un beneficio. Para tratar en profundidad dicho concepto, nos introducimos en la web oficial de Grupo Santader.

¿Qué son los derivados financieros?

Los Derivados son productos financieros que cubren el riesgo (normalmente derivado de los cambios de precio) de un activo principal (denominado activo subyacente), que puede ser acciones cotizadas, tipos de interés, tipos de cambio de divisas, índices bursátiles, bonos y obligaciones cotizados en renta fija, etc.

El valor del Derivado estará en consonancia con el precio del activo subyacente pero no será necesario comprar o vender el activo subyacente en ese momento, con lo que no será necesario desembolsar el precio del mismo. Tampoco se transferirá la propiedad del activo, pero en la práctica los efectos serán los mismos. Es decir, con una pequeña cantidad de dinero se consigue unos efectos similares a la compra o venta del bien pero posponiendo ésta a un momento posterior.

Con esta clase de instrumentos el inversor se adelanta y previene económicamente ante posibles cambios futuros que puedan malograr sus inversiones en los activos subyacentes. De hecho, los Derivados nacieron para eso, aunque hoy en día son productos fuertemente especulativos.

Origen de los mercados financieros

Estos mercados proceden del siglo XIX, principalmente de Estados Unidos y en un principio orientado a las materias primas: cereales fundamentalmente. Surgieron debido a que la cosecha se producía en un mes, julio, inundando los silos y bajando los precios del cereal. Por el contrario, en épocas en que la cosecha era mala, los precios eran altos. Para evitar esta incertidumbre en el precio del cereal (el activo subyacente), tanto productores agrícolas como industriales empezaron a negociar el precio por anticipado.

El Chicago Board of Trade (CBT), fue el primer mercado organizado de contratos a futuro en constituirse en los Estados Unidos y se fundó en 1848. El CBT normalizó los contratos a futuro de trigo, maíz, y cebada, definiendo el importe de cada contrato. Así es como surgieron los Derivados, al menos unos primigenios Derivados.

Más modernamente, los primeros Derivados financieros aparecieron en Estados Unidos en 1972 (International Monetary Market de Chicago, IMM). En 1976 comenzaron a negociarse los Futuros sobre tipos de interés, con la introducción del contrato a futuro sobre el Bono del Tesoro a diez años por el Chicago Board of Trade (CBT). Los mercados de Opciones y Futuros se crearon en España en 1989 al igual que en otros países de nuestro entorno. Inicialmente se limitaban a las operaciones sobre deuda del Estado.

¿Quien los utiliza?

Tal como se ha dicho, los Derivados son utilizados para cubrir, transferir y minorar el riesgo existente en nuestros activos subyacentes así como para obtener rendimientos económicos.

Tipos de derivados

Hay muchos tipos de productos Derivados. Algunos de los cuales iremos viendo a lo largo de este curso: Opciones y Futuros como las dos grandes categorías genéricas, más Warrants, Swaps, Calls, Puts, Suma Cero, FRAs, etc

Para más información:

http://www.gruposantander.es/ieb/derivados/Derivados4mod2.htm