Etiquetas

, , , , ,

Juan Rosell, Presidente de la CEOE, ha sido entrevistado este domingo por el diario “ElPaís“. Juan Rosell nació en Barcelona, tiene 55 años y tres hijos. De joven quiso ser periodista, pero acabó de ingeniero industrial. Hizo sus pinitos en política y presidió la empresa familiar de juguetes Congost, que compraría Mattel. Forofo del Barça, juega al tenis y no le gustan “ni las cenas ni las cacerías”. Ha escrito cinco libros de economía y va para el sexto.

Pregunta. Menudo lío ha armado, ¿de verdad piensa que la Encuesta de Población Activa no vale?

Respuesta. Lo que intento es abrir un debate. Creo que la EPA es manifiestamente mejorable y menos exacta que el registro de parados. Perfeccionémosla.

P. Está en contra de la mayor parte de los economistas.

R. Dígame cuáles y comparemos sus argumentos y los míos.

P. ¿Se refería, quizá, a que hay mucho trabajo sumergido?

R. No voy por ahí. Digo que algo debe pasar con las estadísticas para que en otros países no pase nada y aquí sea tremendo.

P. ¿Le deprimen los datos, aunque sean cinco millones y no seis?

R. Depresión, desesperación…, eso es lo que tienen los cinco millones de parados. De ahí el planteamiento de los miniempleos.

P. ¿Le daría a un familiar un miniempleo de los que propone?

R. Sin ninguna duda. Pero no es una propuesta formal, es una alternativa al paro. ¿Preferimos que los jóvenes se queden en casa? Preguntemos a ellos. Están deseando trabajar y casi no les importa las condiciones.

P. ¿Los funcionarios van al trabajo a gastar papel y teléfono?

R. No, no. Lo que digo es que la mayoría es muy buena y está mal pagada; que el salario debiera evaluarse en su función, y que, por la duplicidad entre Administraciones, han quedado muchos sin trabajo. Mejor prescindir de ellos y darles un subsidio. También me gustaría conocer el absentismo.

P. Después de todo esto, ¿esperará al menos que le nombren funcionario del mes, no?

R. Seguro que los funcionarios que cumplen lo proponen.

P. Tiene un hijo motociclista y hay quien dice que se aficionó porque usted va como una moto.

R. Ni mucho menos. Intento poner en marcha reformas. Este país hay que regenerarlo, cambiarlo de arriba abajo. Si no, caemos en el declive. El Gobierno no se debe asustar y seguir con las reformas. Lo que pasa es que hay ciertas tiranías que lo impiden.

P. No sé si entre ellas figura la corrupción, ¿cree que Rajoy tendría que dimitir si se demuestran los papeles de Bárcenas?

R. Ante todo, son supuestos. Lo importante es investigar; pero no hagamos hipótesis, que son terriblemente peligrosas.

P. ¿Conoce a alguien que aparezca en esos papeles?

R. A muchos de los que están.

P. ¿Puede dar alguna solución?

R. Tengo ya suficiente con las propuestas empresariales. Pero soy un firme defensor de la política con mayúsculas. El todo vale contra los políticos conduce a un país ingobernable.

P. Pero ¿quién va a acabar con la corrupción?

R. La transparencia. Elevada a la enésima potencia.

P. ¿Habría que poner algún límite a las donaciones?

R. Si los partidos tuvieran menos estructura, tendrían menos necesidad de financiación.

P. Hablando de corrupción, su antecesor, Díaz Ferrán, no es precisamente un modelo a seguir.

R. Por las informaciones y los indicios que hay, pues… sin duda.

P. Tal como está el patio, ¿no le pide el cuerpo montar una manifestación de empresarios?

R. Muchas veces. En el caso de este Gobierno, porque habían prometido bajar impuestos y los han subido. Pero estamos en una situación de emergencia y no se trata de poner palos en las ruedas.

P. ¿Quién le para más en la calle, parados o empresarios?

R. Hablo con todo el mundo.

P. ¿Se encuentra menos pasajeros en la business del puente aéreo?

R. En el puente aéreo, y en el AVE, ha bajado ampliamente.

P. ¿Le llama más Rajoy o Mas?

R. Hablo con los dos.

P. ¿Con frecuencia?

R. La suficiente.

P. ¿Y le llaman ellos a usted?

R. Más bien les llamo yo.

P. ¿Le incomoda que le pregunten por Cataluña?

R. Ni muchísimo menos.

P. ¿Y prefiere que le llamen Juan o Joan?

R. De las dos maneras. Mi carné de identidad pone Juan.

P. ¿Y dónde va Cataluña, Juan?

R. Está en un momento complicado, de efervescencia política y social. Hay muchas preguntas y todavía no tenemos respuestas.

P. ¿Qué prefiere una Cataluña independiente, una Cataluña en una España federal o como ahora?

R. Soy abiertamente europeísta y lo que no quiero es que cualquier camino equivocado nos impida hacer una Europa grande y competitiva. Y si no se actúa ya, Europa sale del mapa económico.

P. ¿Pero qué Cataluña prefiere?

R. Si lo que quiero es que no haya fronteras entre España y Europa, menos voy a querer que las haya entre Cataluña y España.

P. Usted dijo que en la relación entre Barcelona y Madrid debía haber propuestas, ¿el Gobierno catalán las ha hecho?

R. De momento, debe haber más diálogo del que ha habido.