Etiquetas

, ,

El primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, ha vuelto a poner encima de la mesa el debate sobre la edad de jubilación y la necesidad de retrasarla por el aumento de la esperanza de vida. En su opinión, los ciudadanos deben estar preparados para trabajar hasta los 75 años e incluso aceptar ciertos cambios profesionales avanzada su carrera laboral. ¿Qué va a pasar con las pensiones en España?

La edad de jubilación se debate actualmente en el Parlamento sueco, que en abril debería alumbrar un paquete de medidas para reformar las pensiones.

En el país nordico algunas pensiones de prejubilación se pueden solicitar a los 61 años, pero la edad efectiva de jubilación son los 67 años. En su propuesta, el Gobierno pretende retrasarla hasta los 69 años aunque Reinfeldt ha señalado en una entrevista durante el fin de semana que sería bueno que Suecia diese un paso más y considerase aumentar la edad de jubilación a los 75 años. Mientras tanto, el derecho a la jubilación anticipada se retrasaría dos años, hasta los 63.

“Este es un momento de cambios en la economía mundial. Otras naciones no tienen nuestras ambiciones sociales. No ponen impuestos a la producción para financiar el sistema de pensiones o de Bienestar. Por lo tanto, la pregunta es si nuestra ecuación es o no correcta”, ha señalado Reinfeldt en una entrevista con el periódico Dagens Nyheter, que recoge Euractiv.

Para Reinfeldt, quien lidera un gobierno de centro derecha, la mitad de los niños del país pueden esperar llegar a los 100 años de vida, por lo que es necesario un cambio en la forma en que los suecos encaran su vida laboral.

Para Reinfeldt, quien lidera un gobierno de centro derecha, la mitad de los niños del país pueden esperar llegar a los 100 años de vida, por lo que es necesario un cambio en la forma en que los suecos encaran su vida laboral.

“Por lo tanto, Suecia debe, como sociedad, hacerse una pregunta: ¿estamos preparados para hacer frente a estos cambios? Los cambios son básicamente positivos. Pero si queremos buenas pensiones y bienestar entonces tenemos que empezar a discutir cómo debe ser nuestra vida laboral”.

Los partidos de izquierda y la organización sindical LO se han mostrado muy críticos con las ideas de reforma del gobierno. El portavoz de los socialdemócratas, Thomas Eneroth, se ha manifestado “sorprendido” por la propuesta del primer ministro.

“Para algunos es posible trabajar más tiempo, pero para otros ya es bastante complicado hacerlo hasta los 65 años”, señala Eneroth.