Etiquetas

, ,

Ante las pésimas perspectivas para el empleo en España en 2013, con una tasa de paro que podría rebasar el 27%, el Banco de España aboga por “un mejor aprovechamiento de las posibilidades que ofrece la nueva legislación laboral para adaptar los salarios al tono de extrema debilidad del mercado de trabajo“.

Según el Banco de España, que prevé una caída del empleo del 3,8% este año, “una utilización más intensiva de las posibilidades que ofrece el nuevo marco regulatorio laboral para desplazar el ajuste desde el empleo hacia los salarios se traduciría en una mayor desaceleración de la productividad y en una merma de empleos menor”.

El objetivo de esta mayor bajada de sueldos, según el supervisor bancario, sería frenar “la senda destrucción empleo”. Asimismo, el Banco de España cree necesario ahondar en las reformas.

A su juicio, “la adopción de medidas adicionales en este terreno o actuaciones más decididas en el ámbito —más amplio— de las reformas estructurales permitirían crear unas condiciones más favorables para el crecimiento económico, lo que facilitaría una reducción más rápida del desempleo”.

El Banco de España estima que la remuneración por asalariado crecerá un 0,7% este año para descender un 0,4% en 2014. No obstante, en el caso del presente ejercicio, la institución aclara que a la hora de interpretar la previsión “debe tenerse en cuenta que esta tasa incorpora el impacto sobre el componente de cotizaciones sociales derivado del aumento de las bases máximas de cotización“. Según el supervisor, si se descuenta este efecto, los salarios no sólo no crecerían, sino que caerían un 0,1%.

Fuente: Expansion