Etiquetas

, , ,

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado que las ayudas directas incluidas en el nuevo Plan Estatal de Vivienda para el periodo 2013-2016, que contará con una dotación de casi 2.421 millones de euros –alrededor de 1.500 millones para alquiler y 627 para rehabilitación–, permitirán crear 105.000 empleos sin contar con los que se generen de forma indirecta.

Así lo ha señalado en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, en el que ha detallado además los programas de ayudas que se incluyen en el decreto que fija este nuevo Plan Estatal, que, según Pastor, serán “más equitativos” pues tendrán en cuenta las rentas de las unidades familiares y no de las personas que las componen.

Pastor ha recalcado que el plan supone un “nuevo modelo de política de vivienda“, en el que se pretende reorientar el sector de la construcción hacia el alquiler y la rehabilitación, buscando al mismo tiempo “la máxima rentabilidad de los recursos públicos“.

De hecho, en esta ocasión se aumenta la “responsabilidad” de las comunidades autónomas en la financiación del plan, de modo que tendrán que justificar en qué han invertido los recursos recibidos a través de las diferentes lineas de ayuda. Así, además de esta generación de empleos, Pastor ha concretado que en el caso del alquiler, se incluirá un programa de ayudas que permitirá alcanzar los más de 133.000 beneficiarios, frente a los 80.000 actuales.

Estos beneficiarios serán con carácter general personas con un límite de ingresos menor a tres veces el Iprem (unos 1.500 euros) y una renta de alquiler igual o menor de 600 euros. Las ayudas, a las que tendrán acceso preferente las familias desahuciadas, serán de hasta el 40% de la renta y no superarán los 2.400 euros anuales, con lo que la dotación será de hasta 200 euros mensuales. Además, se concederán durante un año, prorrogable si se mantienen las condiciones.

En virtud del resto de los programas que se incluyen en el Plan, se mantendrá la subsidiación de los préstamos convenidos y se impulsará la creación de un parque público de vivienda protegida en alquiler para familias con rentas de hasta tres veces el Iprem. Concretamente, las ayudas de este programa, de las que se beneficiarán fundaciones, asociaciones o administraciones, alcanzarán los 250 euros por metro cuadrado útil con un límite del 30% del coste de la edificación con un límite de 22.500 euros por vivienda.

Parte de estas viviendas se ofrecerán en un régimen de rotación para familias con rentas de hasta 1,2 veces el Iprem (unos 600 euros) y una renta de 4,7 euros mensuales por metro cuadrado. Para alquileres protegidos, de mayor duración, las unidades familiares habrán de tener unos ingresos de entre 1,2 veces y tres veces el Iprem, y un precio por metro cuadrado útil de seis euros mensuales.