Etiquetas

, ,

La ‘Marcha del empobrecimiento’ ha concluido este sábado frente al Parlamento portugués, en Lisboa, tras recorrer más de 40 ciudades en una semana, con una multitudinaria manifestación contra la ‘troika’ –Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea– y los recortes aplicados por el Gobierno conservador.

   El sindicato mayoritario luso, la Confederación General de Trabajadores Portugueses (CGTP), ha exigido la dimisión del primer ministro, Pedro Passos Coelho, y la celebración de unas elecciones anticipadas.

En la marcha, los manifestantes han portado pancartas contra la austeridad, han cantado la ‘Grandola, Vila Morena’ –la canción que los combatientes que derrocaron al régimen de Antonio de Oliveira Salazar cantaron en la Revolución de los Claveles de 1974– y eslóganes como ‘Es la hora de que el Gobierno se vaya’.

El secretario general de la CGTP, Arménio Carlos, ha exhortado a no cesar la lucha contra las políticas de austeridad de la ‘troika‘ y el Gobierno luso, en una protesta que ha sido secundada por varios miles de personas, según los medios locales. Carlos ha asegurado que el año pasado tuvieron lugar más de 3.000 manifestaciones contra el Ejecutivo.

Además, ha celebrado la “sensibilidad” del Tribunal Constitucional (TC) por invalidar los Presupuestos Generales de este año tras declarar ilegales la supresión de las pagas extra a los funcionarios y los jubilados, y el recorte en los subsidios al desempleo y por enfermedad