Etiquetas

, ,

El Impuesto sobre Sociedades cumple el objetivo de gravar los beneficios obtenidos por las entidades jurídicas. En este sentido el Impuesto sobre Sociedades constituye un complemento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en el marco de un sistema tributario sobre la renta. Además, cumple una función de retención en la fuente respecto de las rentas del capital obtenidas por los inversores extranjeros a través de sociedades de su propiedad residentes en territorio español.

El régimen Jurídico bajo el que se sustenta dicho impuesto es el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de Marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (TRILIS) y en el Real Decreto 1777/2004, de 30 de julio, por el que se aprueba su reglamento (RIS).

El impuesto de sociedades viene regulado por la LEY 43/1.995 de 27 de diciembre y modificado posteriormente por el Real Decreto Legislativo 4/2004 de 5 de marzo. Grava los beneficios obtenidos por las personas jurídicas en virtud del algoritmo contable regulado por los principios y normas establecidos en el Código de Comercio, la Ley de Sociedades Anónimas y el Plan General de Contabilidad.

El Ámbito de aplicación es todo el territorio nacional (español en este caso). No obstante, la exigencia de su aplicación no es uniforme en todo el territorio español debido a que existen regímenes especiales por razón del territorio: el concierto económico con el País Vasco, el convenio con Navarra y los convenios con CanariasCeuta y Melilla.

El concepto de hecho imponible es la obtención de renta por el sujeto pasivo e imputación de bases imponibles positivas en el régimen de transparencia, aunque también l

  • as cesiones de bienes y derechos en sus distintas modalidades se presumirán retribuidas por su valor normal de mercado, salvo prueba en contrario (presunción de onerosidad).

Por otra parte, los supuestos que no constituyen renta son:

  1. Las reducciones de capital cuyo fin no sea devolver aportaciones, no determinan rentas a integrar en la base imponible del socio.
  2. La entrega de bienes integrantes del Patrimonio Histórico Español inscritos en el Inventario General de Bienes Muebles o en el Registro General de Bienes de Interés Cultural, cuando tengan por objeto el pago de deudas tributarias.

Para saber más sobre este impuesto, lean el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedad (vigente hasta el 31 de diciembre de 2013).