Etiquetas

, , ,

El periodista García Ropero, entabla una entrevista con Frank Torrres, Consejero Director General de Nissan Motor Ibérica. La factoría barcelonesa de Nissan vivió en incertidumbre a principios de este año. Optaba a la fabricación de un nuevo modelo, una berlina, pero tenía que llegar a un acuerdo de competitividad que tardó en alcanzarse. Superadas las dificultades, las fábricas de Nissan en España tienen la tranquilidad que dan 430 millones de euros de inversión. El responsable de todas ellas, Frank Torres (Tarragona, 1969) presume de que pueden competir con garantías de éxito con cualquier factoría mundial de la alianza Renault-Nissan.

Pregunta. ¿Las fábricas de Nissan en España tienen ya el futuro asegurado?

Respuesta. Sí, hemos pasado de una fase de supervivencia a una fase de crecimiento, que queremos hacer sostenible, no solo trabajando la competitividad, sino sobre todo la innovación, las nuevas tecnologías y el talento como fuente de innovación. Con todo ello no solo vamos a poder vivir de lo que nos han adjudicado, sino que cuando acaben nuestros productos podremos seguir creciendo. Vemos el futuro con optimismo, y sobre todo, está en nuestras manos.

P. ¿Corrió peligro real de cierre la planta de Barcelona?

R. Sí que llegó un momento, cuando el calendario de ejecución del nuevo coche estaba en peligro porque no podía adjudicarse. Devolvimos la decisión a Japón y ahí el riesgo sí que fue grande. Pero un movimiento rápido, con el apoyo de administraciones y sindicatos permitió alcanzar el acuerdo competitivo que necesitábamos y optar a la nueva berlina.

P. ¿Qué les supone producir un turismo del segmento C?

R. Con él vamos a producir furgonetas, la NV200, eléctricos, la eNV200, un pick up 4×4, y un coche de pasajeros. Nos permite desligar la planta de Barcelona de los vehículos comerciales, muy afectados por la crisis, y permite diversificar con un coche cuya demanda será más estable y que permitirá a la planta tener más oportunidades. Nos ayudará a llevarla por encima de 200.000 vehículos al año. Ahora tenemos cantidad adjudicada de 210.000 coches.

P. ¿Pueden aspirar a más modelos fruto de la alianza Renault-Nissan?

R. Hoy en día en la alianza compites también con plantas Renault. Eso es bueno para la competitividad. Con este convenio tenemos capacidad disponible y somos candidatos claros para poder optar a adjudicaciones, ya sea de más mercado para los modelos que ya tenemos, ya sea para cualquier otro modelo. Hoy en día la competitividad la tenemos. Estamos en esa liga y estamos preparados para tener esas oportunidades.

P. ¿Puede ser una de las beneficiadas por los 1.000 millones que se anunciarán en unas semanas?

R. No tenemos prevista ninguna inversión más. Nosotros hemos anunciado los 430 millones de euros, y de momento, no hay nada a corto plazo para poder anunciar. Pero sí que es importante saber que si continuamos siendo competitivos van a llegar oportunidades. Pero no tenemos nada previsto fuera de los 430 millones.

P. ¿Les están afectando los bajos datos de ventas de vehículos comerciales a la producción?

R. Si no hubiéramos hecho los deberes nos habría afectado. Pero llevamos dos años haciéndolos, y eso nos ha permitido no solo mantener sino aumentar la producción. La bajada en Europa y en España la hemos podido compensar gracias a la competitividad con otros países donde Nissan no tiene fábricas y que hasta ahora eran suministrados por otras. La mitad de la producción de Pathfinder y Navara va a Australia, que compraba a Tailandia, y Nueva Zelanada. Hemos podido ser más competitivos en el coste total que Tailandia.

P. ¿Es realista aspirar a producir en España tres millones de vehículos?

R. Somos competitivos. Con las inversiones que vamos a tener vamos a llegar a nuestra máxima capacidad. Yo creo que es factible y que está en nuestras manos y dependerá de nuestra competitividad. Si Nissan lo ha hecho nada indica que el resto no pueda hacerlo.

P. ¿Por qué esta industria ha podido sobrevivir mejor a la crisis?

R. Porque hemos sido lo suficientemente competitivos para poder exportar. En Nissan focalizamos la estrategia en la mejora del coste, hemos firmado convenios competitivos, hemos desarrollado nuestra red de proveedores, pero a nivel de país también tenemos ventajas, tenemos una situación estratégica, experiencia con personal altamente cualificado que crea valor añadido, tenemos una muy buena red de proveedores de componentes. Y tenemos capacidad disponible, cosa que no se puede decir de otros países.

P. ¿Confía en que se cumplan las previsiones de ventas para 2013?

R. Estamos intentando mantener la previsión de 700.000 coches. El Plan PIVE y Pima están ayudando. Pensamos que si continuamos con estos soportes, puede ser un objetivo bastante realista, pero también trabajamos con algún escenario por debajo de 700.000.

Fuente: cincodias