Etiquetas

, , , ,

La noticia de la petición de prisión para el expresidente de Caja Madrid conmocionó ayer al mundo financiero, político y empresarial. Más por las razones por las que el juez Elpidio José Silva adoptó ayer esta decisión. El magistrado escuchó ayer las explicaciones del que fuera máximo responsable de la entidad financiera de la compra de City National Bank –sexto banco de Florida en 2008– después de haber recibido un informe del Banco de España realizado en abril de 2010 cuestionando la viabilidad de la operación. Tras escuchar a Blesa, el magistrado decidió su ingreso en prisión.

Miguel Blesa

Silva, que investiga la concesión de un crédito fallido a Marsans de 26,6 millones de euros por parte de la caja de ahorros madrileña, tomó esta decisión en un auto tras citar de urgencia a Blesa e interrogarle por la compra del banco estadounidense en 2008, justo en pleno estallido de la crisis financiera. La entidad madrileña desembolsó por el 83% de este banco 927 millones de dólares (unos 618 millones de euros en aquel momento) y posteriormente se hizo con el 100% de la entidad tras aportar otros 190 millones de dólares (unos 127 millones de euros).

El juez considera que detrás de esta compra hay una “pésima gestión” por parte de Caja Madrid y de su equipo, ya que esta adquisición provocó unas pérdidas de 500 millones de euros derivadas de la falta de un análisis de forma “mínimamente” solvente sobre la viabilidad, el riesgo y el nicho del mercado de la firma de Florida, según consta en el auto derivado de la ampliación de la denuncia de Manos Limpias por el crédito a Marsans.

En la resolución en la que Blesa era citado y notificada ayer por la mañana, el juez sostenía que, aunque no se desprenden “evidencias e indicios tan prolijamente” en esta compra como en la de la concesión del crédito a Marsans, “el Banco de España sí que ha visto conexidad”. Para eludir la cárcel Silva impuso a Miguel Blesa una fianza de 2,5 millones de euros. Manos Limpias había pedido para el exbanquero prisión eludible bajo fianza de 3 millones de euros.

Pero al final el exbanquero ha salido del juzgado camino de la cárcel. La policía, de hecho, tomó ayer las huellas dactilares a Blesa, que ingresó en la prisión madrileña de Soto del Real, al no haber depositado la fianza al cierre de esta edición. En esta cárcel también está Gerardo Díaz Ferrán. Además, el magistrado ordenó la retirada del pasaporte del exbanquero ante el riesgo de fuga. El que fuera presidente de Caja Madrid desde 1996 hasta 2010 justificó la compra de CNB en noviembre, durante una comparecencia en el Congreso, argumentando que “el conocimiento del negocio en la región impulsó” la toma de esta decisión, inicialmente pensada como participación pero que, dos años más tarde, se convirtió en toma de control total.

Fuente: CincoDias