Etiquetas

, , , ,

Según ha confirmado el Gobierno este viernes, España registró en marzo superávit comercial por primera vez en la historia. Ahora bien, este logro hay que situarlo no solo en un contexto de alza de las exportaciones, sino también en un escenario de ajuste de costes y caída de las importaciones.

“La salvación de España está en las exportaciones, la salvación de España está en las exportaciones. ¿Hay algo que se esté repitiendo con más insistencia últimamente en este país?”, se pregunta el economista Santiago Niño Becerra. En su opinión, sí es cierto que para algunas comunidades, las exportaciones representan un papel “muy significativo”, pero en absoluto cree que pueden ser la salvación del paísen su conjunto. “Decididamente no”, escribe en su blog de La Carta de la Bolsa.

Para justificar su afirmación, Niño Becerra realiza un análisis de las cantidades exportadas por las regiones españolas en el año 2012 y el porcentaje que tales cantidades representan sobre el total de España, a partir de un cuadro que ha elaborado con datos del ICEX y el INE. Junto a éstas, aporta una estimación del PIB de cada región referido al mismo año, también expresado en millones de euros y la tasa que sobre el PIB de cada región representan sus exportaciones

“Una región, Cataluña, engloba más del 25% del total de exportaciones realizadas por España en 2012. Dos regiones, Andalucía y Madrid, llevan a cabo entre el 10% y el 15% de las exportaciones españolas, y cuatro entre el 5 y el 10%”, puntualiza.

A su juicio, habría que ver otras variables, como el valor de lo que se exporta; donde están las sedes de las compañías que exportan; dónde los centros de decisión de las plantas exportadoras; si lo exportado es muy o poco intensivo en factor trabajo y factor capital; la carga tecnológica de eso exportado; etc. Pero, apunta, “el resumen es muy simple: muy pocas regiones exportan mucho y en muy pocas regiones lo exportado tiene una verdadera significación“.

Por tanto, concluye Niño Becerra, “las exportaciones no pueden ser la salvación de España, aunque sí para alguna región las exportaciones desempeñan y pueden continuar desempeñando un papel muy, pero que muy significativo”.

Fuente: ElEconomista