Etiquetas

, , ,

“Ahora me llaman socialdemócrata”, bromea Cristóbal Montoro (Jaén, 1950), que siempre ha defendido las políticas liberales. El ministro de Hacienda ha logrado dos hitos en el primer año y medio al frente de la cartera que gestiona los recursos del Estado. Por un lado, redujo el déficit público en dos puntos en 2012 con una caída del PIB del 1,4%. Un hecho sin precedentes. Sin embargo, también es el ministro que más veces y en menos tiempo ha subido los impuestos en Democracia. Asegura que ello no ha resultado en vano y que el proceso de saneamiento de las cuentas públicas ha sentado las bases de una recuperación que, pronostica, “será más rápida de lo que dicen los informes oficiales y los expertos”. La mejora de la balanza de pagos, la rebaja del coste de financiación y la moderada inflación son los tres elementos que alimentan el optimismo de Montoro.

Tras elevar el IRPF en diciembre de 2011, aseguró que al final de la legislatura los españoles pagarían menos impuestos que al principio de la misma. ¿Mantiene esa afirmación?

Sí, aunque con matices. Hay “grandes contribuyentes” que deberán pagar más al final de la legislatura

¿Cree que las medidas adoptadas están dando buenos resultados?

La situación económica está mejorando. Estamos ante cambios muy positivos que proceden de la estabilidad económica, la mejora de la balanza de pagos, el acceso a los mercados y a una financiación en mejores condiciones y la baja inflación –que eleva la renta disponible de millones de españoles– son las bases para un cambio económico. Estamos dando la vuelta.

¿Hay datos para pensar que el crecimiento económico llegará antes de lo previsto o incluso ya en el tercer o cuarto trimestre?

Están confluyendo elementos de estabilidad. Si será el tercer o cuarto trimestre, no lo sé. Pero la recuperación va rápido, más rápido de lo que dicen los informes oficiales o los expertos. Estamos registrando un cambio de condiciones muy relevantes y seguir con este ritmo reformista es muy importante.

¿Qué reformas son prioritarias y tendrán un mayor efecto sobre la economía?

Tenemos la reforma local, que permitirá alcanzar el principio de una competencia una Administración. Seguimos avanzando en la reforma de la Administración Pública, que en parte ya se ha realizado con medidas como la Ley de Estabilidad Presupuestaria, la ampliación de horarios laborales o la reducción de días de libre disposición. Está pendiente ultimar la reforma energética y avanzaremos con la liberalización de infraestructuras en el sentido de dar entrada al capital privado. Y una de las medidas más importantes y de la que se habla poco, es la Ley de Unidad de Mercado, que servirá para eliminar obstáculos a la actividad económica interior.

Ha señalado que la baja inflación elevará la renta disponible, sin embargo, aprobarán una medida que va justo en dirección contraria como es la subida de impuestos especiales sobre el tabaco y el alcohol.

Los impuestos especiales en España son más bajos que la media de la Unión Europea y los sectores lo saben.

¿Plantean algún cambio en hidrocarburos?

No, ya están suficientemente caros. Hay consumos y consumos. Encarecer fiscalmente el carburante no lo vamos a hacer. Además, por fin, estamos recaudando más por hidrocarburos.

Entonces, ¿no hay posibilidades de rebajar el IRPF este año?

No. No se puede. Quiero bajar impuestos, pero no hay margen.

Pero Bruselas ha flexibilizado el objetivo de déficit para España.

La flexibilidad del déficit proviene del cambio de escenario económico, unas previsiones donde se reconoce que vamos a tener un déficit en la Seguridad Social mayor, tanto por el subsidio de paro como por el propio sistema de pensiones. Ello absorbe prácticamente el margen para el Estado. Tenemos que reducir el déficit estructural casi en la misma proporción que el año anterior, en torno a 2 puntos de PIB. Y este cumplimiento es lo que nos facilita la apertura a los mercados internacionales. Insisto en que la mejora de la financiación de la economía española propiciara el cambio de escenario macroeconómico en el que podremos practicar otras políticas tributarias, pero no antes. No podemos hacer experimentos.

¿Cómo se reducirá el déficit estructural en dos puntos este año?

En este ejercicio entran en plenitud todas las medidas, tanto de gasto como de ingresos, aprobadas el pasado año. Hay que esperar a ver sus efectos completos, como la congelación salarial y de plantilla en el sector público. La realidad es que vamos en la senda correcta. El dato de déficit de las comunidades autónomas en el primer trimestre, del 0,12%, es bueno y a finales del próximo mes confirmaremos que el resultado del consolidado de las Administraciones Públicas está en la senda de consecución del objetivo de déficit para este año.

¿Llegará la deuda pública a superar el 100% del PIB si se solicita más dinero del MEDE?

El proceso de saneamiento bancario en España no se ha producido en ningún otro lugar del mundo. Ahora no hace falta otra recapitalización bancaria. Recurrimos al MEDE la primavera pasada por la situación del mercado. El ministro de economía ya ha dicho con toda claridad que no hacen falta nuevos recursos.

Fuente: CincoDias