Etiquetas

, ,

El desarrollo creciente de las entidades empresariales en el ámbito internacional ha puesto en el primer plano de la investigación empresarial el paradigma científico de la gestión internacional de la empresa. Ello se traduce en la búsqueda de variantes en la configuración organizativa para las empresas afectadas, así como la aplicación de nuevos sistemas directivos.

La inversión empresarial fuera de sus fronteras (Dunning, 1993) no sólo se apoya en los recursos básicos de la empresa matriz, tales como su tecnología, finanzas, etc., sino también en el nuevo contexto empresarial donde han de equilibrarse sus competencias directivas centrales y la existencia de otras competencias locales. El acierto de esta combinación redundará en la aparición de nuevas ventajas derivadas de la ubicación internacional de la empresa.

Las fuerzas del cambio del entorno empresarial como variables de su dinámica empresarial

Uno de los factores más importantes para la economía del siglo XX ha sido la expansión internacional del comercio basada en el crecimiento empresarial. Esta dinámica se ha debido tanto al incremento global de la demanda de bienes y servicios en el mundo, como a otros elementos tales como la globalización, el avance de la tecnología y los cambios en un financiero global.

El incremento de las fusiones y adquisiciones internacionales de empresas, así como el relativo a los flujos de inversiones directas en el extranjero, son algunos resultados que explican la importancia del primer factor relevantes citado: la globalización de la actividad económica empresarial.

Los componentes característicos de del proceso de internacionalización de los entornos son:

  • Los fenómenos de integración política y económica
  • Menos peso específico del sector público como empresario institucional
  • Cambios en las fórmulas de mundializar la distribucción de bienes y servicios
  • Liberalización de los mercados financieros
  • Desarrollo del comercio internacional
  • Aumento de la importancia del sector de los servicios

A su vez, la internacionalización empresarial ha favorecido la evolución de la tecnología a causa de distintas razones:

  • Mayor posibilidad de acceso a la innovación, debido a las economías de escala generadas en el crecimiento empresarial
  • Mayor presión competitiva de los mercados
  • Incremento de las adquisiciones o alianzas en los negocios con entidades de alto potencial tecnológico

Factores internos determinantes de la internacionalización de la empresa

En cuanto a las motivaciones, éstas pueden partir de una iniciativa proactiva de la empresa (Czinkota, 1992), cuando se trata de extender estratégicamente el ámbito de su actuación a mercados no domésticos. También puede tratarse de motivaciones de carácter reactivo, cuando este crecimiento aparece como respuesta a los movimientos de la competencia y del entorno. Para algunos autores la teoría de los costes de transacción (Coase, 1937; Williamson, 1975), y la búsqueda de economías de escala a nivel mundial explican la esencia de la internacionalización misma y de su propia evolución.

Las principales motivaciones empresariales pueden ser las siguientes:

  • Expectativas de beneficios al desarrollar nuevos mercados
  • Propiciar el crecimiento de la empresa a través de la internacionalización
  • Superar las barreras proteccionistas
  • Aprovechar las ventajas basadas en productos innovadores, tecnologías o gestión de servicios, cuando éstas representan importantes factores de competitividad internacional
  • Transferencia del ciclo de vida del producto o de la tecnología inherente al mismo
  • Potenciación de las economías de escala
  • Aprovechar ventajas locales en los países de acogida a causa del precio de los factores de producción