Etiquetas

, , , , , ,

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, ha señalado este jueves que la competitividad de Alemania podría resentirse a medida que otros miembros de la Eurozona en dificultades, como España o Irlanda, empiezan a recuperarse.

El también miembro del Consejo de Gobierno del BCE ha repasado durante un discurso en Düsseldorf los principales desafíos a los que debe hacer frente la Eurozona: el impulso de las reformas laborales, la educación, las inversiones en infraestructuras y las reformas fiscales.

“Las ventajas económicas se pueden perder muy rápidamente. Estas son las lecciones que debemos aprender de la actual crisis de países como Irlanda o España, que antes eran considerados modelos económicos de la zona euro”.

“A diferencia de estos dos países, Alemania no sufre las consecuencias de una burbuja inmobiliaria que terminó por estallar ni serios problemas con su sector financiero”. No obstante, señala Weidmann en declaraciones que recoge MNI, “las presiones demográficas y el proceso de puesta al día por parte de otras economías podría llevar a una erosión progresiva de la competitividad de la economía alemana”.

Los riesgos de una reducción de la población germana cuestan cada año a la economía un 0,3% de su crecimiento potencial. Weidmann urge a una reforma que permita atraer más trabajadores cualificados y reformas en el mercado laboral para alentar a más mujeres a trabajar y mantener a la gente trabajando más tiempo.

Weidmann también ha advertido de que los retos demográficos de Alemania ponen de manifiesto no sólo la importancia de mantener el equilibrio presupuestario, sino de la reducción del ratio de deuda respecto al PIB del país, actualmente por encima del 80%.

Fuente: Eleconomista