Etiquetas

, , , ,

El Instituto de Estudios Económicos (IEE) ha valorado esta mañana de forma positiva los presupuestos diseñados por el Ejecutivo para el próximo ejercicio. “Son creíbles e incluso prudentes en sus estimaciones de crecimiento”, ha apuntado el presidente del IEE, José Luis Feito, durante la presentación del informe sobre las cuentas públicas. Lejos de caer en la complacencia, Feito ha alertado del excesivo riesgo que corre la economía española por el crecimiento imparable de la deuda. “En 2007 era del 36% del PIB y en 2014 cerrará en el entorno del 99%. Es la proporción respecto al PIB más alta de la historia reciente y ya supera al gasto por desempleo”, ha apuntado.

Ese cambio ha generado, en su opinión, que España se haya convertido en una nación excesivamente dependiente de la prima de riesgo. “Entre vencimientos e intereses de la deuda, debe hacer frente a 243.000 millones de euros en 2014. Eso significa que tendrá que emitir 20.000 millones de euros al mes. Cuando una economía llega a esos niveles, está caminando al borde de un precipicio y puede pasar del círculo virtuoso al vicioso”, ha señalado. Eso significaría que de una etapa en el que la prima de riesgo está estabilizada en 240 puntos y en el que las emisiones se cubren con éxito y a intereses más bajos que las anteriores se podría pasar a otra en el que los costes financieros por endeudarse se dispararían. “Cualquier incumplimiento de la senda de consolidación fiscal puede incrementar el coste de la deuda. Por ello el Gobierno tiene que dar prioridad absoluta a encauzar las cuentas públicas para que operen círculos virtuosos y no viciosos”, ha remarcado.

En el informe presentado esta mañana, el IEE considera que la reducción de gastos coyunturales tiene poco recorrido, ya que se ha realizado un gran ajuste en los últimos años, mientras que por la vía de ingresos cree que no se recaudará más aunque se acuda a más subidas de tipos. Por ello aboga por acelerar las reformas en el capítulo de pensiones y en desempleo, que se comen el 44% de los Presupuestos. Feito ha hecho especial hincapié en el tema de las pensiones, en el que ha propuesto cambios estructurales como en el modelo que se aplica en Francia: la edad de jubilación está establecida en 70 años (en España el límite de 67 años entrará en vigor en 2027), se requiere un mínimo de 20 años de cotización para cobrar la pensión mínima (en España se piden 15) y un mínimo de 40 años para cobrar la máxima (37,5 años en España) y se tiene en cuenta toda la vida laboral para el cálculo de la prestación (la última reforma en España prevé pasar de los 15 a los 25 últimos años de cotización). “Para que el sistema de reparto sobreviva, las pensiones contributivas tienen que quedar proporcionadas con las cotizaciones. España, uno de los países con mayor tasa de envejecimiento de la zona euro, es uno de los que menos nivel de contributividad tiene. Y ese es un elemento esencial para que los presupuestos y las pensiones se puedan pagar. Las pensiones han pasado de ser un problema presupuestario a largo plazo a ser un problema presupuestario inmediato”, ha señalado.

El otro aspecto que el IEE considera que debería retocarse es la prestación por desempleo. Lo que propone el servicio de estudios es reducir el importe del subsidio en los primeros meses de percepción a cambio de ampliar la duración del mismo. “España tiene una estructura de paro que es de las más generosas en los primeros meses del desempleo. Las recomendaciones de todos los organismos apuestan por alargar el período de cobro a cambio de acortar el importe de las mismas”, ha subrayado. Al mismo tiempo, el IEE aboga por reformar las políticas activas para mejorar la capacidad de encontrar puestos de trabajo de los servicios públicos de empleo.

Otro elemento que ha destacado Feito como vital para reducir el gasto estructural es rebajar las plantillas de empleados públicos. “En el empleo funcionarial, la única posibilidad es que no se cubran las plazas que se liberan por jubilaciones, mientras que en el empleo no funcionarial sigue habiendo mucho recorrido. Se han destruido 150.000 empleos, pero se crearon otros 300.000 en los cinco años anteriores”, ha apuntado. El IEE ha valorado de forma positiva la congelación salarial a los funcionarios, aunque cree que tendrá un efecto limitado en la medida en la que tan solo durará un ejercicio.

Fuente: CincoDias