Etiquetas

, , , ,

Por primera vez los estudiantes que no han aprobado al menos el 50% de sus créditos el curso pasado tendrán que reembolsar las ayudas que recibieron, una media de 3.000 euros más el coste de la matrícula, que varía entre 750 y 2.000 euros.

Enero será el mes en el que más de 20.000 estudiantes tendrán que devolver el importe íntegro de sus becas que recibieron el pasado curso. Hasta el momento hay contabilizados 12.234 universitarios y 8.680 estudiantes de Formación Profesional y Bachillerato. Aún faltan universidades y comunidades que tienen que contabilizar los afectados.

El decreto aprobado por el Ministerio de Educación este agosto indica que esta medida sólo afecta a los alumnos que no hayan aprobado el 50% de sus créditos y que no puedan certificar que han asistido al 80% de las clases. El Ministerio se está dirigiendo a las universidades para solicitar todos los datos de estudiantes afectados y ver cómo procesarlos. Aún no hay nada decidido, se baraja la posibilidad de que se envíen a los estudiantes SMS directamente reclamándoles el dinero.

Con la anterior modificación, en agosto de 2012, sólo reembolsan las ayudas los estudiantes que no se hubieran presentado a un tercio de los exámenes. Anterior a esta norma, los estudiantes que suspendían no tenían derecho a beca en el siguiente curso.

Hay que recordar que el alumno paga sólo un 20% del coste del curso en primera convocatoria. Además, según un estudio de Fete-UGT, este curso los precios de las matrículas varían hasta un 265% por comunidades. Por ejemplo, la matrícula de Medicina cuesta 757,2 euros en Andalucía, y en Cataluña 2.371,8. En Magisterio, por ejemplo, el precio en Castilla y León asciende a 1.192 euros frente a 591 de Galicia.

Por tanto, los estudiantes tendrán que reembolsar de media unos 3.000 euros de beca y, además, pagar la matrícula de la que estaban exentos por ser becados. La matrículas que no son baratas llegan, en algunos casos, a precios como en Castilla y León (1.722 euros) en titulaciones como Arquitectura o Medicina.

Para evitar fraudes

El decreto por el que ahora hay que devolver las ayudas nace para evitar posibles fraudes. Las universidades tardarán un año en resolver los expedientes de cada estudiante. Los que no devuelvan lo gastado aparecerán en una lista de morosos y, en el caso de que no paguen, se les podría embargar las cuentas.

En Andalucía serán más de 6.000 estudiantes universitarios los que están llamados a devolver sus becas, según estimaciones de la Coordinadora Andaluza de Estudiantes. El secretario de Comunicación de la CARE, Alfonso Torres, asegura que son datos “a la baja” y califica el decreto del Gobierno de “injusto” y “perverso”. En su opinión, hay un “claro afán de ahorro”. Dejó claro que los estudiantes no han defraudado a Hacienda, ni al Ministerio de Educación, sino que han invertido el dinero en sus estudios. “Nosotros somos los primeros en perseguir las irregularidades”.

Un estudiante de Física en la Facultad de Sevilla, de 19 años, que prefiere no publicar su nombre, dice que su beca no se puede considerar un premio, sino que responde a una necesidad económica. En su opinión, devolver los 2.800 euros y la matrícula del curso es injusto y gravoso para su familia. Aunque no ha recibido ninguna notificación oficial, sabe que tendrá que devolverla porque no cumple con el decreto del Gobierno, que calificó de ambiguo. “Solicité la beca porque no tenía recursos para estudiar. Si ahora quieren que la devuelva, ¿cómo voy a seguir estudiando?”, se pregunta. Su madre es ama de casa y su padre está trabajando con un sueldo “normal”, subraya este estudiante, quien asegura que las condiciones para obtener una beca son cada vez más duras. “Suspender una asignatura en mi carrera es quedarte sin beca”, señala.

David, un estudiante de Química en la Universidad de Huelva, de 28 años, describe la situación económica familiar de “delicada”. “Mi padre ha encontrado trabajo hace un mes después de un largo periodo en el paro. En casa somos cinco personas y sólo mi madre está trabajando”, destaca, al tiempo que recuerda que lleva trabajando todos los veranos para ayudarse a pagar los estudios. Él deberá devolver 2.900 euros y la matrícula.

En Galicia, cerca de 800 estudiantes de las universidades de Vigo y A Coruña están en la misma situación. En Vigo son 398 y en la herculina 380. Por su parte, la comunidad asturiana también se verá afectada ya que el número de estudiantes se eleva a 460, un 8,8% del total de 5.233 becarios. Ante estas cifras, el vicerrector de Estudiantes de Oviedo, Luís Rodríguez, explica “que lo que más le preocupa son los casos de alumnos con las rentas más bajas”, pues tendrán que devolver una cantidad que en muchos casos puede llegar a los 5.000 euros, con un esfuerzo “mucho mayor”. Además, Rodríguez critica “la rigidez en el pago de la cuantía” impuesta por el Ministerio. Así, a día de hoy ni siquiera se puede fraccionar. Finalmente, el vicerrector de Estudiantes de la Universidad de Oviedo alerta de que el alumno que tiene que buscar el dinero de la beca del curso pasado para devolverlo no va a disponer de él para pagar la matrícula de este año. En este sentido, advirtió de que los impagos de matrícula de este curso serán “superiores a los del año pasado”, cuando ya se contabilizaron 1.200 morosos y 700.000 euros de deuda.

La Rioja ha tenido este curso 847 estudiantes becados y de ellos, 58 están afectados, un 6,84%.

La Consejería de Educación de Murcia ha contabilizado 180 de FP y Bachillerato más 856 universitarios. En la mayoría de las comunidades no se ha empezado el proceso de recabar datos de estudiantes de FP y Bachiller.

Castilla y León tiene más de 765 universitarios afectados. El año pasado no existía el reembolso pero sí la anulación de la beca para el curso siguiente, en este caso hubo 27 alumnos en esta situación.

En Madrid hay alrededor de 7.500 afectados de bachillerato y FP (deberán reembolsar una media de 500 euros) y más de 600 universitarios. En Las Islas Canarias son alrededor de 600, pertenecientes a la Universidad de las Palmas de Gran Canaria (UPLGC) y 480 de Universidad de La Laguna (ULL). La Universidad de Zaragoza tiene 417 estudiantes. En Cataluña hay en torno a 875 afectados. De la Comunidad Valenciana no hay muchos datos aún porque se están contabilizando los alumnos en esta situación. De momento, la Universidad Internacional Valenciana (VIU) ha revocado dos de las 37 becas concedidas y en la Universitat Jaume I de Castellón serán 230 estudiantes los que la devolverán. Extremadura, aún sin datos oficiales, estima que serán 1.000 jóvenes de FP los que están afectados y aún están estudiando los casos de sus alumnos universitarios. Cantabria tiene 146 estudiantes universitarios afectados. En otras comunidades, como Castilla La-Mancha, Baleares y Navarra también están contabilizando cifras y estudiando los casos de forma particular. El País Vasco se salva ya que tiene una regulación propia que no contempla la devolución de ayudas con los mismos criterios que el Ministerio.

El Sindicato de Estudiantes asegura que, en este curso, más de “100.000 universitarios tendrán dificultades para pagar su matrícula y muchos no podrán estudiar”.

Fuente: ElEconomista