Etiquetas

, , , , ,

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz (Murcia, 1968) es uno de los principales interlocutores del Gobierno con las empresas interesadas en España. Y, aunque la situación actual no sea ni mucho menos envidiable, las cosas son muy distintas a hace un año.La inversión extranjera se ha duplicado en comparación con el año pasado y ha habido operaciones llamativas como la compra de Bill Gates del 6% de FCC. ¿Se debe este interés solo a la devaluación interna de España o hay más factores?

La inversión está volviendo por varios factores. Es fundamental es que se ha despejado cualquier duda sobre el euro. Fue esta una de las razones por las que hubo una estampida de inversiones saliendo de España en 2012. En muchos sitios se pensaba que el euro iba a estallar o que se iba a convertir en una unión monetaria de unos pocos países, dejando fuera a España, Italia, Grecia, Portugal, etcétera. La inversión también vuelve porque España está recuperando su imagen económica de una forma progresiva: la imagen actual no tiene nada que ver con la que teníamos hace un año y pico. No digo que la de ahora sea la mejor, pero sí es mejor. Y hay otro tercer factor: los costes de producción son ahora más bajos que los de hace algunos años. La devaluación interna no es solo una bajada de costes laborales, sino un conjunto de elementos que hacen a España más competitiva.

– ¿Qué elementos?

Por ejemplo, la bajada del precio de los inmuebles. Si una empresa de distribución quisiera comprar suelo, ahora puede hacerlo mucho más barato. La reducción de costes salariales, aunque no es plato de buen gusto, también ayuda porque permite recuperar puestos de trabajo que se habían perdido. La reforma energética también contribuye, porque se transmite el mensaje de que los costes energéticos no van a seguir subiendo en el futuro. Y por último, la Bolsa española es atractiva porque tiene un recorrido al alza muy superior al de otras bolsas europeas.

– ¿Existen inversiones importantes en el horizonte?

Sí, vamos a seguir viendo la llegada de grandes inversiones. Estamos en permanente contacto con muchos grupos extranjeros y, desde luego, en los últimos meses hemos visto muchas ganas efectivas de invertir en España. Ya no es solo que los empresarios pregunten por España, sino que hay gente con grandes proyectos concretos para invertir. Lo veremos en los próximos meses.

– ¿Qué medidas se plantean para estimular las inversiones?

Por un lado está la reforma fiscal que se aprobará en el primer trimestre de 2014, con el claro objetivo de bajar impuestos. Y por otro, lo que más reclaman las multinacionales con intereses en España no son subvenciones, sino que haya un marco normativo más claro y que se acabe con el caos que supone tener diecisiete legislaciones autonómicas. El plan de racionalización normativa que acompaña a la Ley de Unidad de Mercado va a ayudar mucho en este sentido. Lo que muchas veces disuade a los inversores de potenciar su apuesta por España es tener que lidiar con diecisiete normas distintas y contratar a diecisiete despachos de abogados distintos para cada autonomía.

Fuente: Expansion