Etiquetas

, , , , , ,

En tiempo de crisis es difícil encontrar trabajo, como pasa en estos tiempos. Siempre hay ciertos sectores industriales que son golpeados con más fuerza dependiendo del país y de su estructura. En el caso de España, empleados pertenecientes a gremios ligados a la construcción y profesionales como arquitectos e ingenieros civiles son los más perjudicados. Siempre se habla de los jóvenes (menores de 25) y mayores (mayores de 40-45) son los que lo tienen más difícil para encontrar, pero hay un tipo de desempleado que escapa a las cifras es absolutamente ignorado: El Cesep.

desempleado

El Cesep (Con Estudios Sin Experiencia Profesional) es un desempleado comprendido entre los 25 y 30 años, sobradamente preparado pero sin experiencia profesional, a parte de las prácticas (de 2 a 3 años máximo). Esta figura (un caso representativo de este tipo de persona soy yo mismo) no se tiene en cuenta a la hora de reclamar derechos o entrar en las estadísticas como joven o mayor de una edad definida (se da por hecho que entre los 25 y los 40 todo el  mundo trabaja), sino que se aleja de la realidad, distorsionándola.

Si nos adentramos en los portales web de búsqueda de empleo más famosos y con más tráfico (infojobs, adecco, page personnel, infoempleo, job&talent, linkedin, gonway…) las ofertas de trabajo (posiblemente más del 95%) se concentran en dos segmentos de experiencias: los becarios y los profesionales con más de 3-5 años de experiencia en un puesto de trabajo similar.

¿Que pasa con perfiles como el mio? Suficientemente preparado, varón, 28 años, sin más de 3 años de experiencia en un mismo  puesto, lastrado por más de 2 años de becario, sin poder optar a la mayoría de las becas por tener que estar matriculado en un grado… ¿No tengo derecho a trabajar?  Las empresas sólo buscan profesionales acreditados con años de experiencia, que trabajen a menor salario y la posibilidad de emplear a un estudiante gratis o casi gratis, que debido al Tratado de Bolonia, tiene que realizar prácticas si quiere obtener el título, aunque las prácticas sean remuneradas. Para las empresas, todo un chollo.

¿Por qué esta discriminación? ¿Por qué nos mantienen en la oscuridad? ¿No valgo para realizar un simple trabajo, estoy demasiado cualificado o tienen miedo que pueda aspirar a más? Las cadenas se aferran a mis muñecas, provocan grietas y heridas en mi piel, no me dejan desarrollarse como persona y profesional, me tienen prisionero en una celda fría, oscura y sin luz, sin luz de ver una mejoría de esta crisis. Una crisis provocada por los mayores bancos españoles, por los políticos españoles y por las empresas más poderosas, amigas del sistema económico-financiero-empresarial-ético que han construido ellas mismas, y que a los que estamos en contra de esta pseudorrealidad, de un sistema que no es una democracia, basado en un neocapitalismo déspota, que no se basa en el mérito sino en el dedo.

Por eso, como dije en la última entrevista que tuve la suerte de poder ir a la cara del directivo que me la hizo, (desde el inicio de la misma estaba casi descartado por mi edad), la crisis no acabará porque el PIB sea positivo como se espera mientras haya una tasa de paro superior al 25% (sin tener en cuenta a todos los españoles que ya han hecho las maletas y a los inmigrantes que han vuelto a sus países), mientras haya familias que no llegan a final de mes con 500 euros, mientras haya cada día más gente que come de la basura o niños con falta de nutrición. Hasta que de una vez no den trabajo a profesionales como yo, a gente joven, a mayores de 40 (¿mayor? le quedan 25 años para jubilares… ¿es que hemos perdido la cabeza?) no salimos de la crisis. Me importa un carajo si las exportaciones crecen, mientras que no crezca la demanda interna de España, y eso pasa por emplear a más trabajadores, por reducir las jornadas de hasta 12 horas de empleados, que por no querer las empresas contratar, explotan a sus trabajadores con jornadas de trabajo que atentan contra la vida privada (¿dónde está la RSC?).

De esta forma, se empezará a salir de la crisis. Crisis que si no fuera por lo bancos y los políticos corruptos de este país, no tendríamos.. Si devolvieran todo el dinero que se han llevado de las arcas publicas, la prima de riesgo estaría en 150 puntos, no habría déficit público mayor del 5%, no habría recortes en sanidad, en justicia, en educación.. podría seguir dando un discurso lleno de verdades, pero este post debe terminar. Igual este post me perjudica si alguien del mundo de los negocios que quiera contratarme lo lee, pero llevo más de dos años parado sin decir lo que pienso, así al igual que gusta que le den palmaditas cuando se hace el bien, también deben de soportar las críticas malas y la verdad cuando se hace mal. Sino nadie ni nada se merece el más insignificante de los respetos.

Anuncios