Etiquetas

, , , , , ,

Como bien sabéis algunos vosotros, desde el año 2011 en Angela Merkel visitó España y se reunió con el aquel entonces Presidente de España, Jose Luis Rodríguez Zapatero, el famoso “vente pa Alemania Pepe” se volvió a hacer famoso. La canciller alemana, Angel Merkel, prometió ofrecer su ayuda y la de Alemania para ayudar a descender la tasa de paro juvenil española, a través de una estrecha colaboración entre ambos gobiernos, que a día de hoy, sigue vigente. Esa estrecha relación, se articula a través de la “formación dual“, muy típica en Alemania, pero ¿qué esconde el programa?formacion dual

El Estado alemán concede, en el marco del programa especial de jóvenes interesados en formación y jóvenes profesionales especializados en situación de desempleo de Europa, prestaciones para el fomento de una mediación exitosa en materia de formación profesional en empresa y trabajos cualificados en Alemania. Con ello se pretende contribuir contra la elevada tasa de desempleo dentro de la Unión Europea (UE) y para cubrir las necesidades de profesionales especializados en Alemania. En el marco del programa especial pueden integrarse jóvenes de la UE de edades comprendidas entre los 18 y los 35 años (en casos excepcionales fundamentados, p.ej., profesiones relacionadas con la sanidad, hasta la edad de 40 años) debido a las reducidas expectativas laborales, por la situación crítica en el mercado de empleo y de formación de sus países de origen.

En este sentido, en Alemania tienen la posibilidad de conseguir una formación profesional en una empresa o una actividad cualificada en una ocupación de difícil cobertura. El programa especial contribuye a fomentar la movilidad profesional en el marco de la libertad de circulación garantizada en la UE. Para este año 2014, se ofertan 294 plazas, en diferentes disciplinas (ver link si estas interesado en las posiciones ofertadas) bajo una serie de condiciones, poco flexibles, por no decir esclavizadoras:

  • Tres años de contrato sin posibilidad de escisión del contrato, habiendo una alta penalización por parte del Ministerio de Trabajo alemán sobre el trabajador español, a pagar todos los costes que el ministerio invierte en tí.
  • Lo que se supone que son medias jornadas o minijobs, se convierten en horas y horas de trabajo con gran estrés.
  • Pérdida de los derechos de desempleo y demás cotizaciones en España
  • Sueldo de entre 600 a 800 euros, en función del puesto de trabajo, que no es suficiente para vivir en un país tan caro
  • Piso compartido (no subvencionado), sin asegurarse que estuviese en el mismo emplazamiento o ciudad/pueblo del lugar de trabajo (no hay ayuda para transporte)
  • Una vez que se inicia el curso de alemán de A1-A2 (4 semanas en España y 4 semanas en Alemania), el trabajador español queda totalmente vinculado al proyecto, sin posibilidad de extinción de contrato, salvo penalización con el consecuente reembolso de los costos generados o por generar.

Pero quizá esto no es lo peor. La semana pasada recibí un SMS en mi teléfono móvil, para que me presentara ayer martes 21 en la oficina de SEPE. Fuimos 8 personas las que asistimos a una charla sobre la oferta de formación dual, que fue lamentable. En lugar de darnos a cada uno un dossier con la información, lo proyectó en la pizarra, en letra pequeña, ilegible. Pero no es todo. La orientadora laboral no sabía información importante como el lugar de trabajo, las condiciones de jornada laboral, o las empresas. Con toda esta falta de información e incertidumbre, se nos obligó a dar una respuesta en el momento tras 10 minutos de charla orientativa con lagunas de información, en lugar de darnos tiempo necesario para recapacitar y reflexionar sobre el tema.

Es más, nos dijo que a los licenciados no les sería interesante, y yo entre los varios que estábamos, me pregunto porque entonces me citan para asistir, pues en la base datos aparezco como titulado universitario (así se ve el gran trabajo del funcionariado) y habló muy mal de los alemanes: son antipáticos, cerrados, raros… ¿es forma esa de vender que te vayas a Alemania?.

Dado todo esto, ésta fórmula de formación dual no es más que una forma de ahorrar en costes laborales, pues pagan menos de la mitad a un español que a un alemán, aprovechándose de la situación existente en España, siendo en muchas ocasiones una total estafa:

Sphinx Consulting, una empresa alemana con filial en Madrid, se comprometió a buscar los puestos de trabajo en Erfurt. Por cada puesto asegurado para un joven español se embolsaba 600 euros. Prometieron casi 200 puestos, pero no han cumplido con 128.

Por todo, hay que tener cuidado con toda la información que se pueda escuchar sobre este tipo de formación, ya que en tiempos de crisis.. “ganancias de pescadores”, al estar todas las aguas revueltas. No todo es oro lo que reluce, ni los alemanes son todos de fiar, ni se puede trabajar siendo un esclava. Ojo a las ofertas de formación dual llegadas desde Alemania. Y si te embarcas… buena suerte amigo.