Etiquetas

,

Sacyr se desploma cerca del 6% en bolsa tras no lograr un acuerdo con la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) una vez concluido esta medianoche el plazo fijado para relanzar las obras. Ahora GUPC, que lidera la constructora española, continúa buscando una solución para el tercer juego de esclusas a pesar de la interrupción de las negociaciones por parte de la ACP.canal de panama
El plazo que se impusieron la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el Grupo Unidos por el Canal de Panamá (GUPC) ha concluido a las 6 de la mañana hora española sin que se haya logrado un acuerdo para relanzar las obras, según adelantaba antes de la apertura el diario panameño ‘La Prensa’. Unos minutos más tarde y justo después de la apertura del mercado, el GUPC, que lideran la empresa española Sacyr y la italiana Impregilo, ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que “sigue buscando una solución de financiación” para terminar las obras de ampliación del Canal de Panamá en 2015, a pesar de que la ACP “rompió las negociaciones”.

¿Retraso de entre 3 y 5 años?

“La ruptura de las negociaciones pone la expansión del Canal de Panamá y hasta 10.000 puestos de trabajo en riesgo inminente”, añade el consorcio, que subraya que “sin una solución inmediata” las partes se “enfrentarán a años de disputas ante los tribunales nacionales e internacionales sobre los pasos que han llevado el proyecto al borde del fracaso”. Además, la aseguradora Zurich estima que el proyecto se retrasará entre tres y cinco años si no hay acuerdo.

Se necesitan 1.184 millones de euros

Saycr y el resto de empresas encargadas de las obras cifran la financiación necesaria adicional para terminar las obras en 1.600 millones de dólares (casi 1.184 millones de euros), una “carga de tal magnitud” que, según dice, “ningún contratista o empresa privada puede soportar por sí misma”. “Las empresas que componen GUPC son empresas de construcción, no bancos. Es injusto e imposible para ACP y Panamá esperar que las empresas privadas financien por sí mismas 1.600 millones de dólares en costes en un proyecto que debería ser financiado en su totalidad por la ACP”, alega el consorcio.

En todo caso, GUPC ha recordado que la propuesta que hizo a la Autoridad del Canal pasa por compartir al 50% la carga de la financiación necesaria hasta la finalización del proyecto. El consorcio compuesto por Sacyr (España), Salini – Impregilo (Italia), Jan De Nul (Bélgica) y Constructora Urbana (Panamá) destaca que ya ha terminado más de 70% del proyecto del tercer juego de esclusas a pesar de las dificultades y pérdidas financieras y subrayó que ha estado haciendo propuestas y respondiendo a propuestas de la ACP “de manera continua y casi diaria”. “GUPC continuó haciendo esfuerzos ayer tras mandar a la ACP la última propuesta para alcanzar un acuerdo y permitir que se complete el proyecto de la expansión en el menor tiempo posible”, apunta el consorcio, que en ninguna parte de su comunicado precisa si paralizará o no las obras ante la ruptura da las negociaciones.

Asimismo, el consorcio asegura que en su última propuesta incluyó una carta al administrador de la ACP, Jorge Quijano, en la que le invitaba a abandonar su posición “injustificadamente rígida” y a abonar una factura pendiente de 50 millones de dólares (37 millones de euros) para pagar a subcontratistas y trabajadores “y cubrir así las nóminas de esta semana”.

Fuente: Expansion