Etiquetas

, , , , , , ,

Según el diccionario inglés de Oxford, “selfie” es “una fotografía que uno toma de sí mismo, normalmente con un “smartphone” o “webcam”, y que se cuelga en una web de medios de comunicación social”. La misma palabra, ha sido elegida como palabra del año 2013 por los diccionarios Oxford de lengua inglesa, tras su uso significativo. Este término apareció por primera en 2002 en un foro de internet en Australia, y desde entonces su importancia y uso ha crecido a pasos agigantados, con una tasa de crecimiento de uso del 17.000% en 2013. Pero, ¿pueden las empresas obtener beneficio de este “autógrafo”? Pues si, a través del product placement.selfie

Impacto de un selfie

Todos habíamos oído este término hace algunos años, pero sobre todo ha sido en 2013 cuando ha empezado a ser importante y popular gracias a los famosos y a las redes sociales. Las redes sociales son el método más rápido y mundial de hacer algo a cualquier rincón del mundo, en pocos minutos y con un gran alcance, el mayor potencia de cualquier otra herramienta, ya sea off line u on line.  En la madrugada del lunes 3 de marzo, durante la entrega de los Oscar, el “selfie” ha llegado a su momento cumbre, a su apogeo. Ellen DeGeneres le dió su smartphone a Bradley Cooper y éste hizo la foto, donde salían además de los mencionados, las actrices Meryl Streep, Jennifer Lawrance y Julia Roberts. La presentadora de la gala, DeGeneres tuiteó su foto bajo el siguiente mensaje: “Ojalá el brazo de Bradley fuera más largo. ¡La mejor foto de la histora!”

Tan sólo hicieron falta esperar treinta minutos para que el tuit fuera compartido 779.295 veces; más que el publicado por Obama tras su victoria en 2012 y hasta ahora más popular de la historia. En una hora, superaba el millón de retuits. Al terminar la ceremonia, llevaba dos. No se había visto nada parecido antes en la historia. A partir de ahora, habrá retos para tratar de alcanzar y superar la cifra, y poder llegar a convertirse en protagonista de un momento mítico.

El product placement. Las empresas pueden rentabilizar los selfies

Las empresas pueden sacar provecho de esta nueva herramienta de promoción, ya sea de manera activa o pasiva, a través del product placement. Si la empresa lo hace de manera pasiva, no puede controlar ni el momento ni quien aparece en la fotografía. Esto sucede cuando el momento “selfie” se haga de manera espontánea por un personaje público y/o famoso o no, estando la marca de la empresa presente y circule por la web de manera inexorable. Se expone a que pueda ser dañada su imagen.

Por otro lado, se puede realizar una campaña de marketing basada en “selfies“. ¿Que quiere esto decir? Que se puede planear una campaña de “selfies” basado en personas esponsorizadas por las marcas que muestran la marca a través de su autógrafo gráfico visual, y lo retuitean, lo sube a facebook o a otra cualquier herramienta de la web 2.0 con alcance mundial. Un caso que ejemplifica esta acción sería la de un futbolista que se saca una “selfie“, mostrando algún artículo con la marca o el emblema de la empresa. Debajo se muestra el ejemplo más que visible de Nike, con la imagen del futbolísta brasileño Neymar.neymar

El coste de la campaña es bajísima, y los resultados pueden ser muy positivos en forma de impacto en la imagen de marca y en la identidad corporativa, con efectos directos en la cuenta de ingresos.